Convertir una vivienda nueva en un hogar

Convertir una vivienda nueva en un hogar

Hay tantas formas de acondicionar una nueva vivienda, como grados de consciencia sobre la importancia que tiene un hogar en la calidad de vida de quienes van a vivir en él.

En muchas ocasiones, la ilusión inicial puede llevar a compras impulsivas cuyas referencias se han adquirido de propuestas marcadas por modas temporales y de escenarios muy diferentes a nuestro entorno personal.

Aspectos como la distribución del mobiliario, la armonía cromática y la elección de materiales y texturas se van afrontando, en ocasiones, sobre la marcha.

Esta actitud puede dar resultados óptimos, pero muy común que derive en un conjunto de espacios con cierta gracia, pero inconexos entre sí, haciendo que cueste lograr la calidez que va ligada a la definición de hogar.

Cuando se logra generar un hogar, la sensación más marcada es la de sentirse reconfortado.

Esta sensación, unida a la de calidez, serenidad, intimidad y reconexión, no son fruto del azar.

Cuando se afronta el reto de acondicionar una nueva vivienda, además de hacer un buen planteamiento sobre las mejores distribuciones que permiten sacar el mayor partido al espacio y definir el estilo que mejor define la personalidad de quienes la van a disfrutar, hay otros conceptos clave que ayudarán a lograr esas sensaciones tan deseadas:

 

Define tu intención

 

Tanto si se trata de una vivienda familiar en la que se desea crecer juntos y en armonía, de una vivienda para vivir en pareja y crear nuevos proyectos en común, de la vivienda de una persona sola que incluso trabaja en ella, o de cualquier otro tipo de escenario, tomar consciencia sobre la intención real con la que se desea habitar, ayudará a dar un sentido común a cada estancia.

 

Estética, tendencias y personalidad

 

La autenticidad no tiene por qué estar reñida con las tendencias.

Suele ser común que, seguir tendencias sin reflexión, lleve a desilusiones futuras y a necesitar de constantes cambios en una búsqueda que lejos está de un objetivo exterior.

Podría ser muy parecido a copiar la personalidad de otro y los vacíos que eso puede llegar a generar.

Cuando logras llegar al sentido que te aporta un determinado estilo, o la mezcla de varios, es cuando seguir tendencias se convierte en aportes de frescura y de actualidad, que nutre a tu propio estilo, sea cual sea el que mejor te defina.

Estos factores bien definidos, logran que la estética generada hablé de ti.

 

Conoce a tu vivienda

 

Una vivienda bien acondicionada tiene mucho que aportarnos, pero nosotros también a ella.

Conocer la calidad de su energía vital, su orientación y la calidad del subsuelo donde está construida, son datos que permiten tomar decisiones, tanto estéticas como de distribución, que ayudarán a que la energía vital de la vivienda fluya en armonía y a su vez, lo haga la energía interior de las personas que vivan en ella.

Esta sincronización de armonías, favorece el desarrollo normal de las funciones metabólicas y permite que aspectos innatos como el descanso, la creatividad, la comunicación, la reflexión y la espiritualidad, entre otros, fluyan sin esfuerzo.

 

Mejor en fases graduales

 

Es muy común que en una primera fase se desee completar totalmente la decoración de la vivienda, sin embargo, aunque es posible generar de primeras un clima acogedor, la calidez de un hogar lleva su propio tiempo.

Es una cuestión de vibración.

Poco a poco la vivienda se va nutriendo de los objetos, colores y energía que vamos aplicando.

Si se hace todo de una vez, es probable que al cabo de un tiempo sintamos, en alguna zona, algún exceso.

Es más recomendable crear una buena base e ir añadiendo más, conforme se vaya sintiendo la necesidad.

 

Mima a la vivienda como una proyección de ti

 

Una vez lograda la sincronización entre la armonía de tu vivienda y tu armonía interna, es recomendable que trates a tu vivienda como un reflejo de ti mismo/a.

Cuida los detalles, mantén el orden, deshazte de aquello que ya no sirva en tu crecimiento, arregla aquello que se estropee y mantenla limpia, bella y ordenada.

El proceso de acondicionar tu vivienda puede ser una experiencia muy enriquecedora.

Si en algún momento de tu proceso necesitas asesoramiento, puedes contactar conmigo. Estaré encantado de atenderte.

Etiquetas:
, , ,