Decorar el recibidor

Decorar el recibidor

Entre todas las estancias de una vivienda, el recibidor es una de las que, si se le presta la debida atención, puede aportarnos grandes beneficios.

Más allá de ser la “tarjeta de presentación” para las visitas que recibimos en casa, en la que podemos mostrar partes de nuestra personalidad y nuestro estilo, esta estancia es lo primero que vemos cada uno de nosotros al entrar en nuestra vivienda.

La forma que le demos con la decoración, será la forma con la que nuestra vivienda nos recibirá.

 

¿Qué deseas sentir cuando llegues a casa?

 

Estos son algunos aspectos que, si los tienes en cuenta, pueden hacer que tu experiencia cada vez que entres en tu casa, sea muy agradable:

 

La elección de mobiliario

 

Antes de elegir los muebles que ocuparán esta zona de la vivienda, es bueno que reflexiones sobre qué necesidades quieres que cumpla el espacio y qué necesitarás almacenar en él.

Según la amplitud de la estancia, podrás optar por muebles más o menos voluminosos.

Hoy en día, muchos fabricantes ofrecen soluciones flexibles de tamaño y capacidad, no obstante, también puedes optar por muebles a medida que se ajusten a tus necesidades.

Si optas por poner un espejo, trata en lo posible de que no enfrente con la puerta de entrada. Psicológicamente, la emoción que genera, no es precisamente la de recogimiento.

 

La iluminación

 

Si bien una iluminación bien planteada es clave para una buena habitabilidad, en esta zona de la casa con mayor motivo.

Es muy beneficioso encontrarse con un espacio bien iluminado al entrar a casa.

Evitar en lo posible la penumbra y las sombras muy acentuadas.

La temperatura de luz equilibrada, ni muy cálida ni muy fría, es la más interesante.

Si recibe mucha luz natural durante el día, presta atención a la iluminación que tendrá por la noche.

Además de la sensación que transmite que el recibidor esté bien iluminado, esta zona de la vivienda está muy relacionada con la armonía general de la energía vital, y es la luz la encargada de vitalizar la energía y lograr que se distribuya por el resto de estancias.

Los sistemas de encendido automático, al abrir la puerta de entrada, son muy interesantes.

 

Los colores

 

Dependiendo de la emoción que desees lograr, puedes apostar por unas gamas o tipos de combinaciones concretas.

Si buscas armonía y serenidad, procura evitar los contrastes fuertes y apostar por gamas cromáticas que contengan un solo color en diferentes tonos. Los tonos tierra y beiges son los que más ayudan a serenar.

Si deseas la sensación de pureza y limpieza, los blancos, pasteles y grises suaves te ayudarán a lograrlo.

Si lo que necesitas es un impulso motivador y creativo, puedes atreverte con contrastes. En estos casos, lo adecuado es apostar por un color más intenso en la pared y poner los contrastes con la decoración. De esta manera puedes ir variando los efectos.

Dependiendo de la luz que tenga el espacio, puedes optar por tonos más intensos si está bien iluminado, o tonos más suaves si no recibe tanta luz.

 

El orden y la accesibilidad

 

Trata en lo posible que esta estancia está bien ordenada y que sea fácil entrar a casa y pasar  a las diferentes estancias.

Es muy importante que la puerta de entrada abra bien y no roce.

 

La decoración

 

Este aspecto es el que nos permite, si hacemos una buena elección, ir variando las sensaciones conforme lo vayamos necesitando.

Por norma general, nuestras emociones son variables y, al igual que nos influyen los cambios de estación, también lo hacen otros muchos factores.

Por medio de los objetos decorativos, podemos adaptar el mensaje de bienvenida que necesitemos en cada momento o etapa de nuestra vida.

Tanto las fotos que decidamos poner, como los mensajes colocados a la vista y los objetos que veamos al entrar, es recomendable que puedan ser fácilmente modificados y posibiliten la opción de alternarlos con otros del resto de la vivienda.

 

La orientación

 

En filosofías orientales como el Feng Shui, la orientación de la puerta de entrada a tu vivienda determina cómo la energía vital fluye por ella.

Esta información permite lograr, a través del resto de aspectos comentados, que la vibración de la energía vital generada en el recibidor, se distribuya armónicamente  por el resto de la vivienda y sea una aliada importante en tu calidad de vida.

Como ves, la entrada de tu vivienda puede ser una buena aliada si la tratas con mimo.

Si necesitas ideas, propuestas u orientación, puedes contactar conmigo. Será un placer poder atenderte.