Dormitorios que mejoran tu vida

Dormitorios que mejoran tu vida

DONDE TODO VUELVE A EMPEZAR

Entre todas las estancias que componen un hogar, el dormitorio adquiere un significado relevante. La necesidad de un buen descanso es capital en todos los niveles de nuestra experiencia en este mundo. Tanto a nivel mental, emocional, físico, energético, como espiritual, un descanso óptimo nos permite tener la lucidez adecuada a la hora de gestionar y disfrutar de todos las experiencias que nos propone la vida. Es muy extendida la acertada frase de que un buen día comienza con una buena noche. Es cierto…Pero no menos cierto es que una buena noche también se puede preparar. A continuación encontrarás los aspectos que, a nivel de diseño, de energía vital y de consciencia, trato que cumplan los dormitorios en los que tengo la posibilidad de intervenir, con la intención de que, al conocerlos, también te ayude a vivir mejor dentro de ti.

 

DISEÑO

“La base del diseño de un dormitorio debe contemplar la recarga del alma”

A la hora de determinar la mejor distribución del dormitorio, lo más fácil sería dar por hecho que la posición donde se localizan los enchufes e interruptores en la pared es la más adecuada, pero no siempre es así. Es muy probable que los únicos criterios en los que el técnico que planteó los puntos de luz y las tomas de corriente de la pared del cabezal fuesen el aprovechamiento del espacio en el dormitorio y de la vivienda a nivel general, pero la mejor distribución no garantiza el mejor descanso.

 

EL ÁREA VITAL

Poder saber la zona vital de la vivienda que ocupa el dormitorio, así como calcular las mejores orientaciones de cada persona a la hora de descansar, permite poder determinar si la pared destinada al cabezal es la más propicia y, en el caso de que no lo sea, poder plantear otra ubicación o, en el caso de que no sea viable, poder compensar las carencias vitales con la elección de los colores y materiales que mejor hagan fluir la energía en el dormitorio.

 

HÁBITOS

El siguiente paso importante es saber qué tareas se tiene previsto llevar a cabo en el dormitorio. Hay personas que entre sus hábitos está trabajar en el dormitorio, hay quienes tienen costumbre de ver la televisión desde la cama, también quienes prefieren crear un lugar para meditar en la habitación, y un largo etc. Tener en cuenta estos hábitos ayuda mucho a poder definir la mejor distribución del dormitorio, así como el lugar adecuado de los puntos de luz y tomas de corriente para poder disfrutar de cada experiencia.

 

LA ILUMINACIÓN

Una vez definida la orientación de la cama y la mejor distribución del dormitorio, uno de los aspectos claves para lograr el ambiente adecuado para descansar, es lograr una iluminación única para tal fin. Para ello, partiendo del conocimiento de las diferentes tareas que se desean realizar en el dormitorio, es ideal dedicar un tipo y temperatura de luz específico a cada tarea. De esta forma, en el momento que apliquemos la iluminación destinada para dormir, nuestro inconsciente la identificará y comenzará a prepararse.

“Un tono acertado de luz facilita la entrada al sueño.”

 

LOS COLORES

La esencia del dormitorio debería ser la búsqueda del descanso como base para la recarga del alma. Para lograr tal propósito, la armonía visual también es un factor clave a la hora de inducir el sueño profundo. La elección de gamas de colores análogos (gamas degradadas de un mismo color) facilita dicha armonía visual. Si el criterio para la elección del color base viene apoyado del estudio vital del dormitorio, además de favorecer el descanso, también facilitará la recuperación física y biológica.

 

PODER NATURAL

Por último y no menos importante está la elección del textil. Los tejidos del dormitorio, en especial aquellos que estarán en contacto directo con la piel al dormir, deberían ser de composición natural. De esta forma, el sueño se activa de una forma más rápida.

 

 

ENERGÍA VITAL

“Existe una relación entre la facilidad con la que dormimos y lo fácil que sentimos vivir”

Una de las acciones más importantes que la energía vital de un dormitorio puede lograr, más allá de la facilidad de entrada al sueño y un descanso profundo, es la de orientar bien nuestros sueños.

 

ORIENTACIÓN VITAL

Según nuestra personalidad vital, (hay 8 tipos diferentes según nuestro año lunar de nacimiento) tenemos 4 orientaciones favorables en las que nuestro sueño y nuestra proyección se dan con facilidad y otras 4 en la que se dan con dificultad. Cuando logramos dormir bien orientados, nuestros procesos biológicos, emocionales y psicológicos se ordenan y fluyen con facilidad y esa fluidez la vamos integrando de forma que se va trasladando a los demás aspectos de nuestra vida.

Por contra, cuando no dormimos bien orientados o la orientación del cabezal, no coincide con ninguna de nuestras 4 orientaciones favorables, los procesos internos se dan con esfuerzo llegando, con el tiempo, a normalizar el esfuerzo en las demás áreas de nuestra vida.

Este es el motivo principal por el que una de las primeras acciones que llevo a cabo cuando diseño o asesoro para crear un dormitorio o para la armonía vital completa de una vivienda, es la del cálculo de las orientaciones favorables de las personas que habitan en ella.

 

 

ZONA VITAL

Otro aspecto importante que favorece la fluidez de la energía vital en el dormitorio, es conocer la zona vital que ocupa dentro de la vivienda.

Una vez se conoce la localización de las 9 zonas vitales de la casa, se puede saber en cuál de ellas se ubica el dormitorio.

Según el aspecto vital que refleje la zona, se pueden elegir con más y mejor criterio los materiales y colores que más favorecen al conjunto del hogar y a sus habitantes. Por ejemplo, si el dormitorio se encuentra en una zona donde el elemento más favorable para la armonía general de la vivienda es el elemento Tierra; los colores terrosos, las luces cálidas y las líneas horizontales, serán los más indicados.

Esta información, unida al conocimiento del tipo de energía y orientación de cada persona, es lo que permite que, en el caso de que hayan energías o necesidades de orientación diferentes, se pueda, mediante el refuerzo de los elementos adecuados, facilitar la armonía personal y general.

 

 

CONSCIENCIA

“Cuando se integra la importancia del sueño para nuestra vitalidad espiritual, nuestro dormitorio pasa a definirse como Templo”

En nuestro interior albergamos un punto de luz que es el que realmente mueve nuestra vida.

 

CUESTIÓN DE AMOR

El ritmo acelerado suele activar en nosotros la inercia de la supervivencia llevando nuestro ritmo respiratorio a la superficialidad y con ella nuestra consciencia. Causa por la cual nos diluidos identificándonos con los problemas, los temores, las tensiones y los retos. Concebir el dormitorio como el lugar en el que durante una horas, mientras nuestra materia duerme, nuestra esencia despertará y renovará su lucidez y fuerza, nos ayuda a respetar mucho más su ambiente y a cuidar con más amor su energía.

 

CONSEJOS BÁSICOS

VER LA PUERTA

Tener a la vista la puerta de entrada a la habitación cuando estamos acostados, es una necesidad primitiva. Si desde donde duermes no ves la puerta de entrada es posible que parte de tu inconsciente esté en alerta y te impida profundizar en el sueño. Además esta alerta activa puede influirte en tu día a día generando un sentimiento irracional de estrés o temor. Un espejo colocado de forma que te permita ver la puerta desde la cama sin que te refleje a ti, puede ayudarte a mejorar tu descanso y a gestionar tu estrés.

 

EVITAR APARATOS

Cuando nos disponemos a dormir, nuestro cerebro emite diferentes ondas según la profundidad de descanso que alcanza. Los aparatos electrónicos cerca de nuestra cabeza, pueden alterar las ondas naturales impidiendo un sueño reparador y generando estrés en el sistema inmunológico debido a la alerta de una amenaza.

 

EL CABEZAL

Un cabezal fuerte y de un material noble, favorece la seguridad y la sensación de un buen respaldo. Esta sensación de un buen respaldo puede expandirse a muchos otros aspectos de tu vida interior.

 

TAPAR DESAGÜES

Tener un baño con acceso desde el dormitorio o tener muy próximo del cabezal algún desagüe, puede impedir una recarga óptima de energía. Bajar la tapa del inodoro y tener tapados los desagües, favorecerá la recuperación de vitalidad.

 

LUZ INDIRECTA

La retina tarda en relajarse unos 40 minutos desde la última recepción de luz directa. La luz indirecta en el dormitorio favorece la relajación y la somnolencia.

 

 

 

El dormitorio es el lugar donde, además de descansar, nuestros sueños encuentran su dirección y nuestra alma gana integridad.

Si tras leer este artículo te surgen dudas, puedes consultarme lo que necesites. Me encantará atenderte.



"Tu vivienda debería ser el lugar donde descanses, te repongas y te encuentres contigo mismo"

Si en tu casa sientes inquietud, desorden o ansiedad, es probable que haya algún bloqueo vital en la fluidez de su energía.

Con sólo contestar a estas 9 preguntas, puedo ayudarte a identificar el motivo de tu inquietud, mediante un informe gratuito.